3. Evangelización y catequesis en el contexto de la praxis eclesial

Este tema tiene 3 apartados:

1. La fundamentación teológica de la catequesis dentro de la misión evangelizadora de la iglesia.

2. La catequesis en el marco de la Evangelización.

3. La catequesis en sí misma.

1. LA FUNDAMENTACIÓN TEOLÓGICA DE LA CATEQUESIS EN LA MISIÓN EVANGELIZADORA DE LA IGLESIA:

La Dei Verbum en el No.3 del Concilio Vaticano II nos dice que la revelación es el acto por el cual Dios se manifiesta personalmente a los hombres (y desde luego a las mujeres) Dios se comunica al ser humano participe de su naturaleza divina. Dios al revelarse al hombre y  a la mujer utiliza una pedagogía: ejemplo a través de acontecimientos, palabras humanas, para comunicar su amor.  Estas obras realizadas por Dios en la economía salvífica confirman la doctrina y las realidades que las palabras significan D.V. 12.

La evangelización transmite al mundo esta revelación y como lo hemos dicho arriba, a través de obras y palabras: testimonio, anuncio, enseñanza, compromiso. La iglesia a través de la catequesis transmite estos hechos y las palabras de esta revelación deben proclamarlos, narrarlos y esclarecer el misterio que contiene.  Por consiguiente la misión que la catequesis tiene es interpretar la revelación a través de los signos de los tiempos.

En la economía salvífica Dios se va revelando progresivamente al ser humano y esta revelacion culmina en Jesucristo que es el mediador y la plenitud de esta revelación. La palabra y los signos son el elemento importante en esta historia de la salvación. El hijo entra en la historia del hombre, la tarea de la catequesis es presentar esta revelación de forma entendible por medio de la proclamación.

A. La iglesia transmite la revelación:

Jesús escoge a los apóstoles, en Mc 3, 13 nos dice: “Jesús llamó a los que Él quiso” este llamado implica una decisión personal incondicional y absoluta a la transmisión de Cristo y su proyecto que es el Reino, y esto implica: la justicia, la autenticidad que la iglesia se está comprometiendo a cumplir este proyecto. “El Reino es realmente el único futuro de la iglesia, por eso su actitud fundamental es vigilarlo, buscarlo, acogerlo y hacerlo visible… toda la comunidad eclesial asume la tarea de ponerse al servicio del Reino, desde una postura peregrina, de pueblo en marcha, a la busqueda de este futuro que ya es realidad como don, pero todavia deberá ser. Este tipo de relaciones entre reino-iglesia nos permite sacar algunas consecuencias:

a. Por su propia manera de ser, la iglesia nunca podrá instalarse en una forma, un modelo, una imagen concreta ya acabada.  Esto significaría que la iglesia ya no aguarda nada y ha llegado a conseguir la comunidad utópica hacia la que deberá tender constantemente.

b. La iglesia es siempre necesitada de transformación ya que su meta es el Reino, que ella intenta vivir y espera a la vez.

c. El Reino siempre será la replica y la meta de la iglesia, por eso ella sólo es y puede ser signo, mediación, visualización del Reino de Dios.

d. El Reino  y la iglesia se relacionan entre sí, pero la iglesia no es el Reino en la tierra, siempre está referida a El. vive sus promesas, se pone a su servicio, lo hace visible” Encarnación Pérez Landáburu en LA CATEQUESIS UNA TAREA  ECLESIAL. Madrid, 1990, pag. 29

Haciendo un resumen de lo que dice esta excelente teóloga, podemos recapitular que la iglesia es servidora de esta revelación por medio de la evangelización y lo hace a través del anuncio, el testimonio, la enseñanza, los sacramentos, el amor al prójimo.  Estos son medios para transmitir la evangelización en el hoy del hombre.  En el anuncio del Evangelio de Pablo VI se nos dice que la evangelización tiene un proceso que implica un testimonio y diálogo y presencia de la caridad. Cf. Evangelii Nuntiandi. No. 22

El ministerio de la palabra se manifiesta en formas multiples:

FORMAS DEL MINISTERIO

A. CONVOCATORIA Y LLAMADA A LA FE

B. FUNCIÓN DE INICIACIÓN

La catequesis nace por la necesidad de instrucción: catequesis mistagógicas y catequesis bautismal.  Los catecúmenos eran introducidos en la vida de la fe la liturgia y la caridad. por eso la iglesia funda la catequesis para iniciar a los catecúmenos.

C. EDUCACIÓN PERMANENTE DE LA FE:

Hoy se habla de itinerarios de fe.

D. FUNCIÓN LITÚRGICA

Por medio de la homilía y las catequesis presacramentales.

II CATEQUESIS  EN EL MARCO DE LA EVANGELIZACIÓN

1. El primer anuncio se dirige a los no creyentes y son llamados a la conversión.

2. La catequesis promueve y hace madurar la conversión. Educando la fe del convertido. Incorporándolos a la comunidad. Son distintas pero se complementan. Cf C.T. No.23

“La catequesis es uno de los momentos que nace del proceso de la Evangelización” C.T. No. 18.

La catequesis inicia a los convertidos a la plenitud de la vida cristiana. Es decir pone los cimientos del edificio de la fe.

3. LA CATEQUESIS EN SÍ MISMA

Las características principales de la catequesis de iniciación es la integralidad en el seguimiento de Jesucristo o en palabras de Emilio Alberich, el Cristo centrismo.

FORMAS MULTIMPLES DE LA CATEQUESIS PERMANENTE

a. Lectio Divina, es decir estudio y profundización de la palabra.

b. Catequesis litúrgica, que prepara a los sacramentos.

c. Catequesis ocasional, DGC No. 75

d. Formación teológica, catequesis perfectiva

Catequética Fundamental

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>